Interesante documento sobre los payasos de hospital

27 abril 2012


Libro de clown de hospital

16 abril 2012

Son pocos, por no decir escasísimos los libros publicados sobre clown y menos áun sobre clown de hospital.

Aprovechamos para mencionar éste y agradecer a las autoras su labor. Enhorabuena, esperamos poder leerlo pronto.


Visita al hospital

3 abril 2012

Pachucho y Fonendín

Aprovecharemos este espacio para  reflexionar  sobre  nuestras visitas al hospital, nos gustaría que pudiera ser un espacio de encuentro e intercambio abierto a cualquier cuestión relacionada con el mundo del payaso de hospital.

lunes 2 de abril de 2012

Podríamos decir que lo peor que le puede pasar a un clown es que no lo miren, y si lo pensamos un poco, es lo peor que le puede pasar a cualquiera. No mirarte es no aceptarte, no quererte.

Por lo tanto, debemos conseguir captar la atención del niño y para eso éste tiene que sentirse a gusto, debe  dejar de  vernos como una amenaza. Nuestra primera intervención con algunos niños exige un trabajo previo de aceptación y eso lleva tiempo, los objetos o instrumentos que llevamos en nuestras maletas pueden servirnos de puente, aunque también observamos que el objeto puede ser el elemento en el que se refugie el niño y le aísle de nuestra presencia.

Otro aspecto básico es bajar al nivel del niño y cuando hablamos de bajar nos referimos también a un nivel muy físico, es decir, nos sentamos en el suelo de modo que nuestra mirada no esté por encima de él o ella. Nuestra presencia puede resultar arrolladora y amenazadora, debemos de hacernos más humanos y más cercanos.

Hay que bajar, olvidarse un poco del clown y de hacer  reír, es necesario empatizar, hay que abonar el terreno. Nosotros queremos que nos quieran lo cual no significa que queramos que nos necesiten.

Podemos darnos por satisfechos en una primera visita si conseguimos que nos miren un poquito. Los avances siguientes dependen también del tiempo que transcurra en nuestra siguiente visita, cuánto más tiempo transcurra más difícil resultará retomar la relación. De ahí la importancia de la periodicidad de nuestras visitas.


A %d blogueros les gusta esto: