Espeinete

Con nuestros compis de cruz roja

Volvemos al hospital después de un parón veraniego, y volvemos a la planta donde empezamos hace ya unos meses. Oncología, la tercera planta. Cuando bajamos en el ascensor, en esos instantes previos a empezar a cabalgar un caballito con ruedas e ir marcando los pasos del galope, me intento mentalizar. Soplar y adelante, sin miedo.

El tiempo  que estuvimos en la sala de juegos con viejos y nuevos amig@s fue un espectáculo precioso, gracias a un público encantador que permitió que lo diésemos todo para ellos, desde un cuento sobre un erizo sin casco y los animales “adiós adiós” a un truco de magia que acaba con Fonendín vomitando papel. En ese papel os escribo “Gracias” por unos momentos tan maravillosos y espero que os lo hayáis pasado tan bien como nosotros.

La visita a preescolares y escolares, ya en habitaciones, fue diferente. Hubo habitaciones donde un presidente del gobierno solo incumple que de un pañuelo no salga un frixuelo, pero a cambio sale un nombre, y otras donde, aunque vayamos hasta el límite y un poco más allá, solo podemos ver los ojos del público reflejados en pompas de jabón. Ójala sepas que te queremos.

Hay habitaciones caóticas, con más gente de la esperada donde lo más importante, el público, se diluye entre una marea de personas, y nos quedamos viviendo un flop, nos volvemos invisibles y dejamos de ser clowns para ser meras estatuas. Es una de las múltiples variables que nos condicionan, como apuntaba Pachucho, y hay que vivir con ello.

 Y otras habitaciones Ying-Yang, donde el Ying quiere jugar contigo, pero el Yang solo te pide que te marches. Al final jugar con el Ying sin tratar de desequilibrar al Yang se hace muy cuesta arriba, y no estamos para hacer llorar, solo nos gustan las lágrimas… de risa.

Vivimos flops, aprendemos de ellos, crecemos en el flop y salimos de él con la seguridad de que volveremos a caer. Pero mientras tanto, hay un público que nos guía, nos inspira y nos anima a seguir. Y eso es superior al cansancio, a las eventualidades y a cualquier factor que nos suponga un obstáculo. Por y para vosotr@s. Clowntigo siempre.

Anuncios

2 Responses to Espeinete

  1. Car dice:

    Como siempre, me dejáis un soplo de aire fresco, una sonrisa y el alma cálida. A por ello, a por todo!! Que vuestros amigos estamos con vosotros, somos un poquito de clowntigo.
    Un abrazo!!

  2. clowntigo dice:

    Gracias por tus ánimos, tu apoyo y tus comentarios.
    Un abrazo.
    Pachucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: